+34 930 135 819 | moc.c1709530384stulo1709530384sba@o1709530384fni1709530384

Search
Close this search box.

Director de Recursos Humanos, ¿a Coste Variable?

¿Por qué tener un director de RRHH a Coste Variable?

El mundo está cambiando, y lo está haciendo a gran velocidad. No sólo está cambiando nuestra forma de comprar o de disfrutar de nuestro ocio, sino también la forma en la que nos relacionamos o trabajamos.

Hasta hace pocos años, la mayoría de nosotros podíamos desempeñar nuestro trabajo en cuatro o a lo sumo cinco empresas durante toda nuestra carrera profesional. Las compañías, a su vez, cuando fichaban a un directivo lo hacían mirando el largo plazo.

Pero estos paradigmas ya no son válidos. Con ello no quiero decir que el trabajo como directivo en una misma empresa durante un tiempo dilatado deje de existir. Creo que nunca lo hará, pero esta forma de trabajar ha empezado a convivir con otras situaciones muy diferentes.

En primer lugar, apareció la Economía GIG y los GIG Workers, es decir trabajadores muy especializados que trabajan de forma flexible en varios proyectos a la vez. La palabra Gig significa concierto de corta duración (en castellano se podría traducir como “hacer bolos”).

Estos proyectos, de corta o mediana duración, se suceden en el tiempo e incluso se solapan.

El GIG worker va encadenando unos con otros. Dependiendo de la especialidad, el proyecto será de menor o mayor duración.

Este sistema tiene grandes ventajas para ambas partes: por un lado, el trabajador obtiene una gran flexibilidad en su actividad laboral, pudiendo equilibrar su vida profesional y personal y satisfacer mejor sus necesidades privadas (familia, formación, ocio).

Al ser un trabajador especializado, el GIG worker puede decidir a cuántos proyectos profesionales se quiere dedicar al mismo tiempo o, si así lo prefiere, dejar periodos de inactividad entre un proyecto y otro.

Las ventajas para las empresas son también claras, dispone del personal cualificado justo en el momento y sólo por el tiempo en que lo necesitan. Una vez finalizado el proyecto o la necesidad, la empresa prescinde del profesional y en muchas ocasiones acuerdan otro proyecto al cabo de unas semanas o meses, cuando vuelva a surgir la necesidad.

Directivos a Coste Variable, ¿qué son?

Todo esto viene muy relacionado con el concepto «Directivos a Coste Variable». Podríamos definir este directivo a coste variable como aquel profesional que es requerido por una organización empresarial para llevar a cabo un proyecto en concreto en la misma.

Personal cualificado justo en el momento y sólo por el tiempo en que lo necesitas.

Estos proyectos, que pueden ser de distintas áreas funcionales (Recursos Humanos, Ventas, Finanzas, …) no tiene una duración predeterminada, sino que se van estableciendo objetivos de ejecución, a corto, medio o largo plazo.

El Directivo a Coste Variable ejerce sus funciones a tiempo parcial en la misma. Normalmente, el Directivo a Coste Variable es un profesional senior especializado y muy cualificado, con un bagaje de varios años como directivo en labores de consultoría o como responsable de departamentos en
diversas compañías.

Este formato es ideal para empresas de pequeño o mediano tamaño. Al contratar esta modalidad, la empresa en cuestión podrá disfrutar de la experiencia, la ayuda y los consejos de ese directivo durante dos o tres días a la semana y además, como coste variable y a resultado.

Por otra parte, la empresa minimiza el riesgo de rotación del directivo, ya que éste normalmente desarrollará su trabajo en esta modalidad para varias organizaciones al mismo tiempo.

Por todo ello, esta nueva modalidad laboral tiene grandes ventajas tanto para las empresas como para los propios directivos.

La empresa podrá disfrutar de la ayuda y consejos de ese directivo durante dos o tres días a la semana y además, como coste variable

Pero, ¿necesito realmente un director de RRHH?

Cuando normalmente se habla del área de Recursos Humanos, solemos pensar la mayoría de las veces en empresas de un cierto volumen de personal. Parece que para que un departamento de RR.HH. sea “rentable” necesitamos un mínimo de unos 100 trabajadores en plantilla, si no más. Todas las grandes compañías disponen de dicho departamento para resolver las diferentes problemáticas relacionadas con la gestión de personas.

Ahora bien ¿qué pasa con las pequeñas y medianas empresas que no poseen ese volumen de trabajadores? ¿Acaso no tienen también que atraer y gestionar el talento? ¿no necesitan establecer políticas internas para racionalizar la gestión o realizar planes de formación que permitan dotar a sus empleados de la debida capacitación? 

Los asuntos relativos al área de recursos humanos son los mismos o equivalentes tanto si hablamos de una gran empresa industrial de 500 trabajadores como si lo hacemos de una de tan solo 30 ó 40. Quizá pueda variar el volumen y por tanto el tiempo de dedicación, pero se hace necesaria también una gestión profesional de esta área.

En la mayoría de las ocasiones, esta gestión, por lo menos a nivel administrativo (nóminas o contratos), además de estar externalizada, es coordinada por un Director Financiero o de Administración.

Este director financiero intentará llevar lo mejor posible estos temas más administrativos, aunque al no ser un experto en la materia, poco más podrá hacer.

Esa es mi función como Directivo a Coste Variable especialista en Recursos Humanos. Por un lado, como especialista en la materia, pudiendo gestionar de una forma satisfactoria tanto la parte administrativa de la función y profundizar más en la gestión de las personas. Al estar físicamente una serie de días en las instalaciones de la empresa, conoce la misma desde dentro: contacta con los demás mandos e incluso con la propiedad; conoce la cultura empresarial y su problemática y la dilatada experiencia en otras organizaciones, me permite aportar visión y criterio y ayudar de esta forma al cliente a gestionar de forma eficaz esta función.

Sinceramente creo que todas las empresas, tengan el tamaño que tengan, necesitan dotarse de un profesional con experiencia que asesore y gestione esta importante área empresarial. La mejor forma de incorporar a este profesional es, bajo mi punto de vista, como directivo a coste variable. A través de esta esa modalidad, la empresa obtendrá experiencia y conocimientos directamente aplicables a su negocio y de una forma flexible, es decir, cómo y cuando quiera.

Los asuntos relativos al área de Recursos Humanos son los mismos o equivalentes en una gran empresa de 500 trabajadores como en una de tan solo 30 o 40

Carlos Gil

Carlos Gil

Directivo a Coste Variable en ABSOLUT STRATEGY CONSULTING
Especialista en Dirección de Recursos Humanos